El PSPV denuncia la pasividad de Bonig tras la apertura de juicio por los enterramientos en La Murada

Home / Noticias / País Valencià / El PSPV denuncia la pasividad de Bonig tras la apertura de juicio por los enterramientos en La Murada

El diputado autonómico y secretario de Medio Ambiente del PSPV-PSOE, Francesc Signes, exige a la consellera que tome medidas transitorias urgentes que protejan la salud de los ciudadanos de La Murada y municipios colindantes

El diputado socialista y portavoz de Medio Ambiente, Francesc Signes, ha denunciado hoy la pasividad de la consellera Bonig tras la apertura de juicio por los enterramientos en La Murada. En este sentido, ha destacado que el auto del Juzgado número 3 de Orihuela “ha sido muy claro y contundente, porque tras varios años investigando ha llegado a la conclusión de que hay enterramientos ilegales en La Murada y que se debe juzgar a los presuntos culpables”.

Del mismo modo, ha querido subrayar que “estos enterramientos se han producido por la pasividad de las dos administraciones que debían controlar estas actuaciones, la conselleria de Medio Ambiente y el ayuntamiento de Orihuela, ambos gobernados en aquellos momentos por el PP”. De hecho, ha recordado también que los socialistas han registrado en varias ocasiones propuestas para debatir en Les Corts la problemática de los enterramientos de basura ilegales en La Murada, “pero la consellera Bonig se ha negado a buscar soluciones para unos ciudadanos que sufren ese daño medioambiental tan grave”.

A esto cabe sumar, tal como ha resaltado el diputado socialista, que pese a la denuncia puesta por el propio ayuntamiento de Orihuela y la plataforma ciudadana Vertivega, así como los comunicados y visitas solicitando amparo a la conselleria, “ésta ha permanecido impasible frente a este delito”. Así, ha destacado Signes, “fue necesario solicitar amparo a Europa para que, a instancias de una pregunta realizada por el eurodiputado socialista Andrés Perelló, comenzase a moverse el procedimiento que ha hecho que Bonig de diera cuenta de que no podía continuar tapando corruptelas en contra de la salud de las personas”.

Por eso, “se ha demostrado que frente a la pasividad de la consellera Bonig y del PP existen otros partidos políticos y suficientes mecanismos dentro del sistema democrático que sí estamos dispuestos a solucionar los problemas de los ciudadanos y el medio ambiente”, mientras ha exigido su comparecencia de Les Corts “para debatir las medidas técnicas mínimas transitorias, en tanto en cuanto no hay sentencia que exija la restauración, para eliminar la contaminación por lixiviados y por posibles emanaciones de gases contaminantes de los ya demostrados enterramientos de residuos ilegales”.

Por su parte, el actual alcalde del ayuntamiento de Orihuela, el socialista Antonio Zapata, ha querido hoy “poner en valor la valentía y firmeza que demostró en su día el ex concejal de Los Verdes, Manuel Culiáñez, quien tras escuchar a los ciudadanos no dudó ni un momento en poner todos los medios a su disposición para acabar con ese delito, no sólo medioambiental sino también perjudicial para la salud de las personas”, al tiempo que ha destacado que “esta lucha ha sido lenta y complicada, pero empieza a tener su recompensa”.

Zapata ha remarcado que “este equipo de gobierno de izquierdas siempre ha antepuesto las personas a las empresas, sin ningún tipo de duda sobre lo importante que era la salud de los ciudadanos de La Murada, y actuando no sólo a nivel judicial sino también administrativo para eliminar las actividades consideradas ilegales”.