Pedro Sánchez: “Los socialistas llevamos años exigiendo el fin de la troika y el fin de la austeridad”

Home / Noticias / España / Pedro Sánchez: “Los socialistas llevamos años exigiendo el fin de la troika y el fin de la austeridad”

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez,  ha exigido “poner fin” a la Troika, y ha recordado que es una petición que los socialistas europeos vienen formulando desde 2013 y que el PSOE incluyó en su programa de las elecciones europeas. “Los socialistas llevamos años exigiendo el fin de la troika y el fin de la austeridad”, ha asegurado.

   En su intervención en el Ciclo “Conversaciones en el Círculo. La hora de la política” que organiza el Círculo de Economía, en Barcelona, Sánchez ha pedido al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que “lidere” en la UE el mensaje de que hay que poner punto y final a la triple alianza financiera que forman la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional.

    Además el líder socialista ha pedido al ejecutivo una actitud “constructiva y justa” con el nuevo Gobierno griego de Alexis Tsipras. En su opinión, Grecia debe seguir en el euro y el euro debe hacerse irreversible, aunque, ha señalado, que el gobierno griego debe hacer “sus deberes”, como modernizar la administración y hacer una reforma fiscal que erradique el elevado fraude que existe.

A juicio de Sánchez, “el resultado electoral en Grecia debe servir para alterar el rumbo de la política económica europea”. En este sentido, recordó que la respuesta al problema de Grecia que los socialistas españoles han abanderado en el seno del socialismo europeo consiste en que “Grecia debe seguir en el euro”; que “para hacer irreversible el euro debemos abordar la refinanciación de la deuda griega en el corto plazo y caminar hacia la mutualización de la deuda europea”; “que crear un verdadero Tesoro europeo” así como un presupuesto comunitario que impulse políticas de demanda que creen empleo y luchen contra la exclusión social.

Paro  y afiliación a la Seguridad Social

Durante su intervención, Pedro Sánchez se ha referido a los datos de empleo y afiliación a la Seguridad Social del mes de enero y ha señalado que no es posible compartir la complacencia del Gobierno, cuando los datos hechos públicos hoy, arrojan una caída de empleo cifrada en 200.000 personas y sitúan el nivel de afiliación por debajo de los 16´6 millones.

 “La creación de empleo cae y la tasa de cobertura baja y más de dos millones de parados lo son de larga duración, no podemos compartir la satisfacción del Gobierno”, ha apostillado. También ha denunciado que el empleo creado es precario, de baja calidad y sueldos mínimos y que los desempleados tiene cada vez menos protección, alcánzándose los 3´8 millones de personas sin cobertura de prestación por desempleo.

Apoyo a la Universidad frente a las imposiciones del ministro Wert

El dirigente socialista ha aprovechado esta cita  para “solidarizarse con los rectores por la imposición que de nuevo ha hecho el ministro de Educación y el Gobierno de Rajoy ante la reforma universitaria, porque en educación “tres más dos no es lo mismo que cuatro más uno”. “Los rectores cuentan con el apoyo del PSOE”, ha apostillado. “Rechazamos los grados universitarios de tres años impuestos por Wert y apoyamos a los rectores en esta causa”, ha resumido.

El año del renacimiento del socialismo español

Pedro Sánchez subrayó que “frente al inmovilismo y el revanchismo, el socialismo vuelve a ser la esperanza de millones de españoles que anhelan el cambio”, un cambio “radical en lo político, transformador en lo económico, y justo en lo social”, y por ello se mostró convencido de que “este año será el año del renacimiento del socialismo español”.

“España quiere cambio” y “razones no le faltan para desearlo”, señaló Sánchez, pero “los españoles deben saber que en la era de la globalización no valen las viejas recetas” y que “la salida no será fácil, exigirá audacia, determinación, sensibilidad, ideas y principios claros”.

En este sentido, añadió que “el socialismo es esperanza porque lejos de ser la izquierda conservadora representa la izquierda transformadora, aquella que se anticipa al futuro para poder alterar su rumbo, frente a aquellos que se contentan con administrar una realidad que les viene dada”. “Somos un partido de izquierdas que atrae al centro”, añadió.

Economía

El líder socialista reconoció la recuperación de la economía española y dijo creer y desear que “en 2015 se cumplirán los pronósticos de crecimiento del FMI y del propio gobierno español”. Sin embargo, advirtió de que esto “no significa, ni mucho menos, compartir o justificar la euforia y autocomplacencia del Gobierno de Rajoy con respecto a la situación de la economía española”. Así, recordó que los avances de la situación macroeconómica no se deben a la política económica del Gobierno de España, sino fundamentalmente a factores externos, como son el petróleo, la cotización del euro y la expansión monetaria finalmente puesta en marcha por el BCE.

En su opinión, “el Gobierno debería ser menos arrogante y más prudente con

los datos del mercado de trabajo y de la economía real”, ya que en el último año, 9 de cada 10 contratos fueron temporales; la media de los contratos firmados es de 54 días; la mitad de empleados cobra menos de 1000 euros al mes; el 60% del desempleo es de larga duración, muchos de ellos mayores de 50 años; el desempleo y la desigualdad salarial son las características de la realidad laboral de las mujeres españolas, y 300.000 españoles se quedan, cada mes, sin prestaciones por desempleo.

El dirigente socialista aseguró que nuestra economía tiene cuatro retos de fondo que abordar: “en primer lugar, la tasa de paro, del 23,7%; en segundo lugar, una deuda externa neta, que ha aumentado hasta el 100% del PIB; en tercer lugar, una deuda pública cercana al 100% del PIB, y, en cuarto lugar, un crecimiento explosivo de la desigualdad social, el mayor en los países de la OCDE. “Estos retos son los principales lastres de nuestra recuperación económica. Y todos han empeorado con Rajoy”, denunció.

Agenda para la recuperación justa

Durante su intervención, el secretario general del PSOE afirmó que “si Felipe González hizo posible la España de los derechos y Zapatero la de las libertades, mi proyecto es la España de las oportunidades”. “En definitiva, la España de las oportunidades para la clase media trabajadora, verdadera columna vertebral del país”.

Para lograrlo, la propuesta del PSOE pasa por construir una Agenda para la recuperación justa, “que centre su trabajo en la modernización de nuestra economía, que aborde una radical reforma de nuestro sistema político y conserve nuestro Estado del Bienestar, como elemento de cohesión y progreso seguro”.

El secretario general desgranó los quince son los puntos de esa Agenda. El primero de ello, las medidas en materia laboral, como la aprobación de “un nuevo Estatuto de los Trabajadores, una nueva regulación del trabajo a tiempo parcial, o la subida del salario mínimo interprofesional hasta el 60 por ciento del salario medio del país.

El segundo punto de la Agenda es la “reforma integral de nuestra fiscalidad”. Aquí, Sánchez se comprometió a “no subir los impuestos a la clase media trabajadora, y sí a que paguen más quienes más tienen”; a “perseguir el fraude fiscal”; a cambiar el IRPF para que “sea un impuesto que grave de verdad la capacidad económica de los individuos”, y a “reformar la imposición de sociedades para que los tipos efectivos converjan con los tipos nominales.

     Otros puntos de esta Agenda son mejorar los niveles de competitividad, impulsando políticas de predistribución; aumentar el tamaño de nuestras empresas; una reestructuración de la deuda privada de autónomos en riesgo de perder su negocio y de las familias en riesgo de desahucio; actualizar las pensiones de manera que no pierdan poder adquisitivo y buscar fuentes de financiación alternativas (mediante impuestos); reducir las desigualdades territoriales mediante la renovación del sistema de financiación autonómica y la fijación de un suelo mínimo común del impuesto de sucesiones y donaciones.

     También forman parte de esta Agenda la apuesta por mejorar nuestro capital tecnológico y humano para competir en valor añadido, logrando un acuerdo por la estabilidad, la equidad y la excelencia de nuestro sistema educativo situando en un periodo de 8 años el volumen de recursos del 7% del PIB; resolver nuestro déficit crónico por cuenta corriente; apostar por la autonomía energética; reducir el exceso de dependencia de la financiación bancaria impulsando nuevos mecanismos de financiación alternativa y el respaldo del sector público; reindustrializar nuestra economía; mejorar la calidad de nuestra democracia y nuestras instituciones; reformar el sistema electoral con el desbloqueo de las listas electorales; reformar el Estado del Bienestar para dar respuesta a nuevas desigualdades, y, por último, que el Estado impulse la democracia en la economía, lo que supone, entre otros asuntos, la reforma del artículo 135 de la Constitución.